Posts Tagged ‘De allende los flogs

21
Oct
10

León.

-¿Te acuerdas de que era perfecto, pero me faltaba un corazón? Pues me he comprado uno. ¿Me falta algo ahora?-.
(Reconstruyendo).

.

León se despierta en mitad de la noche, sentado en su sillón. Se levanta, coge la pistola que descansa a su lado y, cruzando la habitación, la pone en la sien de Matilda, que duerme plácidamente.

Le tiembla el pulso, pero sabe que tiene que hacerlo. Sabe que su vida depende de que se arranque esa espina. Sabe que es ahora o nunca, que si no aprieta el gatillo, tarde o temprano su corazón le colocará entre una bala y esa niña que acaba de entrar en su vida sin un mísero “¿se puede?”.

Las gotas de sudor le resbalan por la frente, rodando por detrás de los cristales oscuros de sus gafas de Lennon.

Sabe que tiene que hacerlo. Lo sabe. Mil voces resuenan en su cabeza, y se enredan en los nudos de su cerebro, intentando encontrar el axón que active el dedo adecuado. El instinto de conservación aúlla, rabioso, notando la traición inminente de una capacidad de raciocinio que parece haberse pasado al enemigo. En la lucha entre ambos, el pulgar acepta órdenes y amartilla el revólver, que ya sólo necesita que el índice recuerde a quien le debe lealtad para iniciar la reacción en cadena que acabará con el peligro.

Es tan fácil mover un dedo… y, sin embargo, su índice parece estar ahora relleno de cemento. Inarticulado. Desobediente, como el resto de las funciones importantes de su cuerpo.

León desiste. La promesa intangible de un mañana mejor siempre podrá con la sólida certeza de una muerte por la espalda, porque si algo caracteriza al ser humano es esa estupidez disfrazada de esperanza.

De camino a su sillón, León deja el arma en el mismo lugar en el que la ha dejado todas las noches desde que llegó a esta ciudad. Nunca había tenido motivos para utilizarla, pero está claro que algo ha cambiado desde aquel día en la escalera.

.

Porque la bala más letal del mundo está hecha de carne y hueso.

02
Abr
10

Tower Top.

.

-Ichi go, ichi e-. (Yuriko).

.

Alone, standing in the wet pillar with his wings spread, he looked down into the crowd: dull faces, each of them with a purposeful look engraved in their eyes. A Meaning Of Life pouring down their cheeks and spilling into the asphalt they were treading on with a soundless splash. No doubts, no pain, just directions working by themselves, like small people reining them in by pulling on the sulci of their brains, keeping their stupid-horse walk steady and not letting them crash with the feared Obstacles of Evil: the Truth, the Doubt or the Dangerous Thoughts.

They were just going from A to B, from B to C, performing task number 1, or maybe now it was already task number 6… it didn´t matter at all: they had something to do, regardless of what it was. A reason to be. A place in this world.

Once, he was like them. He thought he could fit, he thought he would feel the same fullness or hope about the future that they were feeling now. He though he would have perspective, and that he would be able to speak up sentences beginning with that comforting “One day, I´ll…”.

But not anymore. Not now, knowing he was alone and that was it. Knowing we all die alone, but then there´s some of us that live alone as well. Knowing that you weren´t waiting for him. Knowing that all the options were none.

He stood there, envying them for a while, admiring that stillness in motion.

Then, folding his wings, he jumped.

If anyone would have looked up before he hit the ground, they would have seen a smiling human bullet.

.

“… And now I´m climbing to the tower top

And clearly differ what is right from wrong.

And now I´m seeing what the future brings…

And now I´m seeing what I´ve been searching for…

Right now my job I know:

Salvation through these bullets.

Right now my job I know…”.

01
Jun
09

Linked.

-Sr. Caguica [mientras Dr. Buenrollo le mete una aguja de 15cms. en el oído]: Is this gonna hurt?
-Dr. Buenrollo: No, but don´t shake your head or you´ll go deaf.
-Sr. Caguica: nice… Aw! Aw! It hurts!
-Dr. Buenrollo: I know, but anyway, don´t shake your head-.
(Nice, Fast and Painful).

.

“Después de darle todas aquellas vueltas, decidió ser cocinero.

Su camino pasaría por dejarse la piel entre fogones, por probar, por oler, por no dejar de mezclar sabores, por viajar con cada plato y cada copa. Sería duro, sí, y tardaría años en hacerse un nombre, pero podría trabajar donde quisiera y para quien quisiera. Las manos destrozadas de tanto corte, tanta agua hirviendo, tanto aceite y tanta tralla diaria serían casi una condecoración, y se verían compensadas por el olor de la comida de mil ciudades y por las experiencias vividas trabajando en un centenar de antros, rodeado de gente como él: sin patria ni bandera, pero con la cocina en la sangre.

`En todas partes hacen falta cocineros´, le diría Samuel, años más tarde, tras conocerse en un bus, volviendo de Bilbao.

Acabaron echando un canuto en aquellos soportales cerca de casa de Marcos, en los que él había quedado con Lucía después de que ella volviese de Guatemala.

Samuel le contó que bajaba de ver a su novia, que se había tirado toda Aste Nagusia cocinando para ella y sus colegas… y que no se lo había pasado mejor en su vida. Y…”.

.

– No, un momento. Aquí hay algo que no encaja. Samuel no entra en juego si eliges “cocinero”. Ni Lucía, ni Bilbao, ni Marcos.

– ¿Qué? ¿Y por qué no? A lo mejor les puede conocer de otra manera, por otros medios. ¿No has oído hablar de la Teoría de los Seis Grados de Separación?

– No, imposible. Conoce a Lucía y a Marcos en el viaje a Valencia, y para eso necesita a Luís.

– ¿Y? Puede conocer a Luís en… no sé, puede conocer a Luís a través del Abuelo.

– No conoce al Abuelo hasta mucho después de que Samuel suba a Aste Nagusia, así que difícilmente… ¿y qué coño? Él no habría subido a Bilbao en ese momento. O sí, y se habría quedado a vivir. O estaría bajando de allí, pero Samuel no iría en ese bus, porque a lo mejor no habría conocido a una chica de allí que le invitase a ir a verla. ¿No te das cuenta de que todo está relacionado? No puedes aislar un hecho de otro, pretendiendo dejar el resto de la historia completamente inalterado.

– ¿Y por qué?

– Porque es así. Es la Ley. Y o la acatas, o dejamos de jugar a Destinos Dobles: si el tío es cocinero, no hay Fuckultad, ni Londres, ni Nueva York…

– ¡Eh, eh! ¿Tampoco puede viajar?

– Sí, joder, pero no pueden ser “los mismos” viajes. Puede ir, pero no pueden pasar las mismas cosas.

– ¡Pues yo quiero que pasen!

– Pues te jodes. O te quedas con todo, o todo va a la basura. Joder, pero si es la primera norma de la lista: “No se pueden dividir los hechos en unidades aisladas. Todo está relacionado. Una decisión, por pequeña que sea, condiciona el resto de acontecimientos futuros”. Mira, ¿ves? Lo pone en la caj… ¿Dónde vas?

– A mi puta casa… ¡Este juego es una mierda!

[Portazo].

.

(21 de Julio de 2008).